Ruta del Mimbre y Castillos

Si te planteas bien las rutas, la vuelta a casa puede ser una delicia. Para salir de Cuenca, Sergio me guía por una carreterilla que me servirá para no entrar en la autovía. Me dispongo a regresar a casa, y no quiero añadir más cosas tristes a la jornada. Una vez me despido de Sergio, descubro que La Alcarria también se extiende por Cuenca. La comarca hace honor a su nombre, que parece que proviene del árabe andalusí –alQuaryat-, y significa pequeñas casas de labor, y que en algunos casos, aún están presentes en la toponimia de la comarca (Cañamares, La Frontera, Cañizares). Los pueblicos van apareciendo lentamente, como si no quisieran que nos despidamos de estas tierras.

Ruta del Mimbre (Cuenca)

Ruta del Mimbre (Cuenca)

Me sorprenden alrededor unas figuras que, por su forma cónica, me recuerdan a los tipis de las tribus nómadas amerindias. Enfrentado al ocre de los pastos, su color grana es un faro para los curiosos… Me acerco a comprobar, sin embargo, que son haces de varas que se van secando al sol, una vez que se habían lavado en pozos, y que en su tiempo se convertirán en mimbre.

Seguimos ruta por la carretera que atraviesa el desfiladero que horada el río Escabas pegada a las altas paredes calizas, moteadas por la vegetación, hasta el túnel de Monsaete. Entre Cañamares y Cañizares la tierra vuelve a recobrar esos destellos rojizos propios del mimbre.

Ruta del Mimbre

Ruta del Mimbre (Cañamares. Cuenca)

Poco a poco, casi sin darte cuenta, la ruta se va convirtiendo en un vericueto que transcurre entre pinos y encinas. Va subiendo en ocasiones plácidamente, pero en otras con toda la fuerza de la sierra. En Taravilla, una pared digna de las mejores etapas de ciclismo, me despide de la provincia de Cuenca, para adentrarme en la planicie esteparia de Guadalajara.

Castillo de Molina de Aragón

Castillo de Molina de Aragón

Molina de Aragón se vislumbra en el horizonte. Desde aquí, persiste la soledad de la ruta, solo rota por algún tractor que trasiega en la carretera entre un campo de cultivo y otro…

Entre Molina de Aragón y Daroca transcurre una planicie donde la “amotillo” puede ir haciendo carreras con las sombras de las nubes y el melón de su piloto tener recuerdos de otros viajes. No hay nadie, pero “nadie-nadie” alrededor, pero de repente, te sorprende alguna fortaleza desde la visera del casco.

Me viene la sensación de que estos días de moto son interrumpidos de repente por cortes publicitarios (muy largos, demasiado largos) de la vida normal…

Castillo de Embid

Castillo de Embid

 

Anuncios
Categorías: Crónicas de rutas, Fotos, Rutas en moto, Viajar con 125 cc | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Ruta del Mimbre y Castillos

  1. bonita ruta compañero! y mejor crónica.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: