Pirineos. Entre Navarra y Huesca

Nos levantamos con una mañana fresquita, sobre los que se acercaban desde Huesca. Llegaron ateridos de frío, pero por estas latitudes hay que abrigarse bien si uno va a andar en moto, y más aún a las horas más tempraneras. Tras las risas y el café en Isaba, y una vez repostadas las máquinas en Urzainki, nos dirigimos hacia el valle de Belagua dispuestos a subir el Puerto de la Pierre de San Martín, justo en la frontera con Francia.

Valle de Belagua

Al principio del puerto, se encuentra la Venta de Juan Pito, y como dice el sabio, “las vistas se disfrutan mejor con el estómago lleno”; así que, no hay que desperdiciar las oportunidades y unos buenos huevos fritos nos sirvieron como almuerzo para combatir el frío mañanero. Eso sí Clay amigo, la próxima vez que quieras dejarte la cámara grabando durante el almuerzo, apunta hacia la mesa, para grabar las risas…

Veta de Juan Pito (subiendo a Belagua)

Rodando por el fondo del valle de Belagua ya se veía una boina de nubes agarradas en lo alto del puerto. Según fuimos subiendo hacia la zona del refugio, se fueron convirtiendo en una niebla densa, que nos hizo desistir de seguir hacia delante, ya que la visibilidad era escasa, tirando a nula. Una pena, porque desde la cima hay un recorrido con unas buenas vistas tanto del valle como de los picos cercanos. De esta manera, se nos queda apuntada en la agenda esta ruta, para volver otro día.

Bajamos de nuevo, y nos dispusimos a pasar hacia Huesca por una carretera que une el principio del valle de Belagua con la zona de Zuriza, por unos valles muy recomendables para disfrutar en moto. Desde la zona del camping de Zuriza y a través de una pista, llegamos a un pequeño circo.

Cerca de Zuriza

Nos dirigimos hasta el refugio de Linza, disfrutando del paisaje pirenaico, y de las curvas “a go-go”. Posteriormente, ruteando a través de un cañón y por una estupenda carretera vanvanera, llegamos hasta la Borda Chiquín para darnos un homenaje por los caminos disfrutados durante la mañana.

Tres moteros, tres.

Así, ya solo nos quedaba bajar a Ansó  (o Vansó, como diría algún vanvanero) y desde allí, por la Foz de Biniés (maldita batería de la cámara, se tiene que agotar en el mejor momento) llegar a Berdún. Un cafete y nos despedimos para ir cada “mono a su jaula” (aunque los monos se fueron contentos, porque se disfrutaron de lo lindo y ya están preparando para salir de ruta de nuevo hacia parajes desérticos).

Anuncios
Categorías: Crónicas de rutas, Fotos, Rutas en moto, Viajar con 125 cc, Videos | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Pirineos. Entre Navarra y Huesca

  1. Pingback: Valles Occidentales Pirenaicos | Viajes en una VanVan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: